Estabilizadores de Condensado

Previo a introducir gas natural dentro del gasoducto, la corriente de gas debe cumplir requisitos de pureza y estabilidad.

Proveniente del subsuelo, el gas natural es una mezcla de hidrocarburos, que incluye hidrocarburos livianos volátiles que pueden causar presiones de vapor peligrosamente altas en los equipos de procesamiento upstream. Para eliminar de la corriente de gas estos hidrocarburos ligeros, a menudo se utilizan estabilizadores de condensado en boca de pozo.  El estabilizador de condensado descarga los gases más livianos de la corriente de gas regulando la temperatura y presión de la corriente a través del estabilizador. Por este método, pueden recuperarse los hidrocarburos volátiles del gas, mientras condensan los hidrocarburos más pesados y luego permanecen como un líquido para su posterior transporte.

La corriente de gas puede someterse a múltiples iteraciones de esta operación, a temperaturas variables, para separar las diferentes corrientes de gas tales como etano, propano y butano, para luego su comercialización. Estos hidrocarburos livianos son recolectados en compresores para su uso en cualquier lugar, mientras que el gas natural licuado pesado puede ser recolectado dentro de tanques o bombeado en tubería, según se desee. El proceso de calentamiento en el estabilizador de condensado normalmente se realiza utilizando métodos de calentamiento eléctrico en lugar de calentamiento directo a combustión para reducir así los riesgos de seguridad y las emisiones ambientales. Sigma Thermal tiene una amplia experiencia en la fabricación de calentadores y patines para las industrias de procesamiento de petróleo y gas y puede asistir a los clientes en la selección de un sistema térmico óptimo de acuerdo a las necesidades de su proceso.